Hermanas asesinadas en Corrientes: estiman que el femicida intentó abusar de la menor de ellas y fue descubierto por la mayor

POLICIALES 06 de junio de 2024 El Enfoque El Enfoque
corrientes 2
Antonio Villalba es intensamente buscado desde el martes.

Con más de 200 efectivos de numerosas comisarías y divisiones especiales desplegados en zona rural continuaba la búsqueda de Antonio Villalba, el sujeto señalado como autor material del doble femicidio de Marisel Isondú Fernández, de 22 años, y su hermanita Aitana de tan solo 9, en la provincia de Corrientes.

Los peritos determinaron que la primera presentaba varias puñaladas y golpes en el cuerpo, mientras que la niña fue ahorcada con una tela. La Policía encontró, a unos 15 metros de la vivienda una silla caída, una campera y un cable cortado, lo que indicaría que el asesino intentó quitarse la vida tras el hecho, pero no lo logró. Intentan establecer cuál fue el móvil de los crímenes y no descartan un fallido ataque sexual como disparador del horror.

Detalles del doble crimen

El doble crimen habría ocurrido alrededor de las 18:15 del martes en Parada Acuña, ubicada a unos 20 kilómetros de la localidad de Colonia Libertad, departamento de Monte Caseros. Si bien el móvil aún está sujeto a investigación, el propio Ministro de Seguridad de la Provincia confirmó ayer que la hipótesis más fuerte que sigue la Justicia podría tratarse de un fallido ataque sexual de Antonio Villalba contra la menor, que fue frustrado por la hermana.

En esa instancia, el sujeto tomó un cuchillo y arremetió 15 veces contra Marisel Isondú Fernández provocándole la muerte casi inmediata. Mientras tanto la niña, que acababa de llegar de la escuela, fue ahorcada con el cinto de tela del guardapolvo.

Villalba pensó que también la había matado, por lo que tomó una silla, un cable, salió de la casa y se dirigió unos 15 metros hasta un árbol cercano, donde intentó quitarse la vida pero, para su suerte, las ataduras se rompieron y terminó cayendo al piso si poder suicidarse.

Volvió a la casa, pero justo en ese momento llegaba Miguel Zárate, pareja de Marisel, quien notó algo extraño en la conducta de su amigo frente a la casa y que al verlo salió a correr y huyó del lugar con rumbo incierto.

Zárate es peón rural y su patrón fue quien lo acercó en su camioneta hasta la casa y luego se retiró. Al entrar a la precaria vivienda, se encontró con el horrible panorama en la habitación de la casilla con su esposa asesinada y su cuñada aún con un hilo de vida. De inmediato la trasladaron hacia el Hospital Zonal de Curuzú Cuatiá, ya que por distancia es la ciudad más cercana. La niña murió a poco de ingresar, por lo que se convertía en la segunda víctima del bestial ataque.

La búsqueda del sospechoso

A partir de confirmarse el doble femicidio, toda la Policía fue movilizada a la zona, completamente inhóspita y con poca llegada de señal, por lo que las tareas se dificultaron.

Los uniformados «peinaban» varias zonas de montes bastante inhóspitos y donde los equipos de comunicación por momentos fallaban por falta de señal.

Todos se conocían

Desde el Ministerio Público Fiscal, ayer confirmaron que las víctimas, la pareja de la mayor y el agresor, se conocían. Todos eran oriundos de Curuzú Cuatiá. Los primeros habían llegado recientemente a la zona porque Zárate se desempeñaba como peón rural. Villalba, en cambio, había llegado hace poco en busca de trabajo y pernoctaba en la casa de las víctimas.

Con este dato, los efectivos, bajo las órdenes del fiscal subrogante a cargo de la UFIC de Monte Caseros, Federico Gutiérrez, realizaron un allanamiento en la casa de familiares del mismo en Curuzú Cuatiá, aunque con resultados negativos. El hombre, tras el hecho, no habría ido hacia aquel lugar que está distante poco más de 30 kilómetros de Parada Acuña, donde se desarrollaron los sucesos.

Informe forense

Los cuerpos de las dos víctimas fueron trasladados en la madrugada de ayer a la ciudad de Paso de los Libres donde fueron sometidos a una autopsia para determinar las causas de muerte. En el caso de Marisel Fernández, la mujer de 22 años, los peritos determinaron que su cuerpo presentaba signos de violencia física, como de haber recibido varios golpes; asimismo, dos puñaladas que fueron mortales. En sus antebrazos tenía golpes compatibles con las de machetazos que indicarían que la mujer intentó defenderse de la brutal agresión. El informe además indica que inicialmente no se detectaron signos de abuso sexual en ella.

En cuanto al estudio forense sobre Aitana Monserrat, la niña de 9 años y hermana de Marisel, los peritos indicaron que murió por estrangulamiento con el cinto de la tela de su guardapolvo y fue la primera de las víctimas, ya que esa prenda, secuestrada para la causa, no presentaba manchas de sangre, a diferencia de toda la casa que estaba salpicada.

También estaría descartado un ataque sexual contra la menor, pero todo apuntaría a que este fue el detonante para cometer los homicidios. Según los pesquisas, Marisel pudo haber sorprendido a Villalba intentando someter a su hermana y al reaccionar contra el sujeto, este las terminó asesinando.

(Fuente: Diario Época)

CONCORDIA

gif altura

12936653353097961295

TE PUEDE INTERESAR

banner_dengue

LO MÁS VISTO